27/02/2024
Ley de Enjuiciamiento Civil

Ley de Enjuiciamiento Civil

1.¿Qué es la Ley de Enjuiciamiento Civil?

La Ley de Enjuiciamiento Civil (LEC) o Ley 1/2000 de 7 de enero, es un conjunto de normas legales que se encargan de la regulación de los aspectos fundamentales del Derecho Procesal civil. Se trata por tanto, de un texto legal que determinará el desarrollo de los procedimientos legales de carácter civil, y la forma en la que las leyes deberán ser ejecutadas por parte del tribunal, así como los diferentes derechos y obligaciones de los ciudadanos ante la jurisdicción civil (aquella encargada de todo lo relativo a los conflictos privados entre las personas, está formada por los juzgados de paz, juzgados de primera instancia, juzgados de lo mercantil, audiencias provinciales, la Sala de lo Civil y Penal de los Tribunales Superiores de Justicia de las Comunidades Autónomas y la sala de lo civil o primera del Tribunal Supremo).

El Derecho Procesal es una rama del derecho que se encarga de regular el proceso judicial, es decir, el conjunto de normas y principios que establecen la forma en que se llevan a cabo los procedimientos judiciales (juicios) para resolver conflictos y aplicar el ordenamiento jurídico. Su principal objetivo es garantizar que los procesos judiciales se desarrollen de manera justa, equitativa y eficiente, protegiendo los derechos de las partes involucradas y asegurando el debido proceso legal.

2. Contenido de la Ley de Enjuiciamiento Civil

La Ley de Enjuiciamiento Civil establece los procedimientos y normas que han de seguirse en los casos civiles desde el inicio del proceso hasta la ejecución de la sentencia. Dentro del contenido esencial que establece la Ley de Enjuiciamiento Civil, encontramos lo siguiente:

  • Jurisdicción: se podría definir como el poder que tienen los órganos judiciales para conocer, juzgar y hacer ejecutar lo juzgado con respecto a una serie de materias determinadas y sobre un territorio determinado. Por tanto, serán las reglas que determinen sobre qué tipo de materias tiene competencia un tribunal determinado, y la delimitación del territorio de esta competencia.
  • Presentación de demandas: una demanda es un documento legal presentado ante un tribunal o autoridad competente por una parte (demandante) en un proceso judicial. En este documento, el demandante expone de manera clara y detallada los hechos en los que se fundamenta su reclamo o petición, así como los fundamentos legales que respaldan su posición, el efecto legal inmediato es la iniciación del proceso civil de declaración. Se trata de una de las partes esenciales del Derecho procesal civil. La Ley de Enjuiciamiento Civil (LEC), se encargará de establecer los diferentes tipos de demandas existentes, los aspectos formales que deberá de tener cada una, la forma de presentación de las mismas, así como los diferentes plazos.
  • Recursos: el recurso es un medio legal que permite a una parte impugnar (rebatir) una decisión tomada por un órgano judicial. Hay diferentes tipos de recursos, la Ley de Enjuiciamiento Civil se encargará de regular el fondo y la forma de cada uno de ellos y cuándo se deberá aplicar cada uno.
  • La prueba: forma parte de uno de los elementos esenciales del proceso. La Ley de Enjuiciamiento Civil establece los diferentes tipos de pruebas que serán válidas y la forma de presentar estas.
  • La sentencia: se podría definir como la resolución  judicial que determina la decisión del juez o tribunal. En ella el juez emite su decisión sobre el caso en cuestión, resolviendo así las controversias planteadas por las partes y aplicando el derecho correspondiente para cada caso concreto.
  • Competencia: es la facultad que tiene un juez o tribunal para conocer asuntos dentro de las esfera de sus atribuciones. Se puede diferenciar entre competencia objetiva, territorial y funcional.

3. Estructura de la Ley de Enjuiciamiento Civil

La Ley de Enjuiciamiento Civil está formada por un Título Preliminar y cuatro libros, divididos a su vez en títulos, capítulos y secciones. En total consta de 827 artículos.

El Título Preliminar se encargará de la regulación del principio de legalidad, estableciendo la Ley como la única fuente del derecho procesal. Además, se encargará de la regulación de la aplicación de las normas procesales en el tiempo y en el espacio, es decir, la aplicación de las normas procesales vigentes, las cuales no tendrán carácter retroactivo y la aplicación de las normas procesales españolas en los procesos civiles que tengan lugar en el territorio nacional con la excepción de lo que establezcan los Tratados y Convenios internacionales.

Por último, cabe destacar la supletoriedad de la Ley de Enjuiciamiento Civil en defecto de disposiciones que no contengan los procesos penales, contencioso-administrativos, laborales y militares.

El Libro Primero se encarga de la regulación de las disposiciones relativas a los juicios civiles destacando todo lo referido a la tutela de los intereses colectivos que hayan sido llevados a proceso, la posibilidad de prescindir de abogado y procurador en aquellos juicios verbales cuya cuantía no supere los 2000 euros, la posibilidad de llevar a cabo actos de comunicación a través de medios electrónicos o la regulación de la nulidad de las actuaciones entre otros aspectos interesantes regulados en este Libro.

El Libro Segundo se encarga de los procesos declarativos destacando la existencia de dos tipos de juicios declarativos ordinarios como son el juicio ordinario y el juicio verbal, la regulación de los medios de prueba y la práctica de las mismas, el procedimiento único para la tramitación del recurso de apelación y de casación, así como el aseguramiento de que la inmediación, publicidad y oralidad del proceso declarativo sean efectivas entre otros aspectos a destacar.

Respecto al Libro Tercero, se encargará de todo lo relativo a la ejecución forzosa y de las medidas cautelares. Destaca especialmente la regulación de la ejecución provisional de las condenas dinerarias, la regulación unitaria de la ejecución forzosa (es aquella que tiene lugar cuando el responsable no cumple de manera voluntaria lo dictado en la sentencia) o todo lo relativo al desalojo de los ocupantes de un bien inmueble entre otros ejemplos.

Por último, encontramos el Libro Cuarto, encargado de regular todo lo referido a los procesos especiales, destacando por contener entre otros aspectos lo relativo a los procesos sobre la capacidad de las personas, la filiación o el tema de los procesos matrimoniales. También contiene todo lo referente a la división judicial de la herencia, así como los procesos monitorio y cambiario.

4. Índice de la Ley de Enjuiciamiento Civil

Título Preliminar: de las normas procesales y su aplicación

Este Título preliminar será el encargado de regular los diferentes principios, así como la aplicación de las normas procesales en el tiempo y espacio.

El Libro I. De las disposiciones generales relativas a los juicios civiles se desglosa en ocho títulos:

Este primer Libro será el encargado de regular las disposiciones relativas a los juicios civiles, destacando los actos de comunicación por medios electrónicos o la posibilidad de prescindir de abogado y procurador bajo determinadas circunstancias.

  • Título I:»De la comparecencia y actuación en juicio».
  • Título II: «De la jurisdicción y la competencia».
  • Título III: «De la acumulación de acciones y procesos».
  • Título IV: «De la abstención y recusación».
  • Título V: «De las actuaciones judiciales.
  • Título VI: «De la cesación de las actuaciones judiciales y de la caducidad de la instancia».
  • Título VII: «De la tasación de costas».
  • Título VIII: «De la buena fe procesal».

El Libro II. De los procesos declarativos  estará desglosado en seis Títulos:

La regulación de este Libro segundo destaca por la regulación del juicio ordinario y verbal, los medios de prueba o la tramitación de los recursos de apelación y casación.

  • Título I: «De las disposiciones comunes a los procesos declarativos.
  • Título II: «Del juicio ordinario».
  • Título III: «Del juicio verbal».
  • Título IV: «De los recursos».
  • Título V: «De la rebeldía y de la rescisión de sentencias firmes y nueva audiencia al demandado rebelde».
  • Título VI: «De la revisión de sentencias firmes».

El Libro III. De la ejecución forzosa y de las medidas cautelares estará dividido en seis Títulos que llevan como rúbrica:

Aquí se encontrará todo lo referido a la ejecución forzosa y las medidas cautelares, destacando el desalojo de ocupantes de bienes inmuebles o la ejecución provisional de condenas dinerarias.

  • Título I: «De los títulos ejecutivos”.
  • Título II: «De la ejecución provisional de las resoluciones judiciales».
  • Título III: «De la ejecución Disposiciones generales».
  • Título IV: «De la ejecución dineraria».
  • Título V: «De la ejecución no dineraria».
  • Título VI: «De las medidas cautelares».

El Libro IV. De los procesos especiales se desglosa en tres títulos:

En este último libro se encuentra todo lo relativo a procesos especiales como es el de matrimonio, procesos sobre la capacidad y filiación o el proceso monitorio y cambiario, este último de gran relevancia en el ámbito mercantil.

  • Título I: «De los procesos sobre capacidad, filiación matrimonio y menores».
  • Título II: «De la división judicial de patrimonios».
  • Título III: «De los procesos monitorio y cambiario».

5. Importancia de la Ley de Enjuiciamiento Civil

La Ley de Enjuiciamiento Civil es probablemente una de las leyes más importantes de nuestro ordenamiento jurídico, ya que será la encargada de regular todo lo relativo a los procesos (juicios).

En primer lugar, se encargará de establecer los diferentes tipos de juicios y cuál es el que corresponde para cada caso concreto, como puede ser el juicio verbal, el juicio ordinario, el proceso cambiario (propio de las letras de cambios, cheques o pagarés) y el proceso monitorio (utilizado para reclamar deudas dinerarias).

En segundo lugar, determinará la competencia de los diferentes juzgados a la hora de repartir los asuntos tanto a nivel territorial como a nivel del objeto del proceso.

Esta ley se encargará de establecer todas las normas en lo referente al proceso civil, desde su iniciación con la demanda, estableciendo los tipos de demanda y los requisitos formales que ha de tener para poder ser válida. Le sigue la importancia de todo lo referido a las pruebas. La Ley de Enjuiciamiento Civil se encargará de establecer cuáles son los tipos de pruebas admitidas en un juicio, la importancia de las mismas y la manera en que serán valoradas durante el procedimiento.

Lo mismo sucederá con lo referido a los distintos recursos a la hora de impugnar alguna decisión del tribunal. Las medidas cautelares estarán a su vez reguladas en esta ley.

Por último, se establecerá la regulación de las sentencias, cómo deben ser dictadas y de qué manera deberá cumplirse lo establecido en ellas.

Descárguese aquí la versión completa y vigente de la Ley de Enjuiciamiento Civil.

Contacte con abogados especializados en litigios tecnológicos.

Algoritmo Legal

Firma de abogados española especializada en el asesoramiento legal de los negocios, la tecnología y la innovación. Ayudamos a startups y empresas consolidadas en asuntos relacionados con el derecho de sociedades y la contratación mercantil. Somos especialistas en propiedad intelectual y protección de datos personales. Asesoramos negocios y proyectos que utilizan tecnología blockchain e inteligencia artificial. Asimismo, asistimos legalmente a personas que vean afectados sus derechos por el uso de tales tecnología. Más información: www.algoritmolegal.com. Puede escribirnos a info@algoritmolegal.com

Ver todas las entradas de Algoritmo Legal →
Translate »