¿Por qué debo cumplir la Ley si no la comprendo?

22/05/2014 por

¿Por qué debo cumplir la Ley si no la comprendo?

¿Por qué tenemos que cumplir la Ley? El Informe de la Comisión de Modernización del Lenguaje Juridico del Ministerio de Justicia de España (2011) nos recuerda que los ciudadanos – los principales destinatarios de la ley -, además de cumplir la Ley, tenemos el derecho a comprender, sin la mediación de un traductor, las comunicaciones verbales o escritas de los profesionales del Derecho y de las instituciones públicas.  Un mal uso del lenguaje por parte de ellos genera inseguridad jurídica e incide negativamente en la solución de los conflictos sociales. El Estado de Derecho se ve fortalecido gracias a una mayor claridad del lenguaje juridico.

El informe propone un conjunto de recomendaciones sobre la comprensión y corrección lingüística de los documentos jurídicos, el modo de uso del lenguaje jurídico, la formación lingüística del profesional del Derecho y la utilización del lenguaje legal en los medios de comunicación. Por la fuerte conexión que existe entre las funciones que desempeñan y la claridad del lenguaje, tales recomendaciones se dirigen esencialmente a las instituciones públicas, los colegios profesionales de abogados, procuradores y graduados sociales, y profesionales del Derecho.

Es evidente que la capacidad de comprensión de nuestros derechos y de los instrumentos de que disponemos para defenderlos depende tanto de la facilidad para encontrar e identificar la norma jurídica aplicable a nuestro caso como de la facilidad para descifrar su contenido y desentrañar su correcto significado.

 

La ignorancia de la Ley no excusa de su cumplimiento

El Código civil español (artículo 6.1) establece que todos tenemos el deber de cumplir la Ley sin que su desconocimiento sirva como excusa para no cumplirla.  Rige aquí la presunción de que una vez promulgada y publicada una Ley en el Boletín Oficial del Estado (y, en el Boletín Oficial de la Comunidad Autónoma correspondiente, cuando se trate de norma jurídica de carácter autonómico) todos deberían poder conocerla y cumplir la Ley. Esto explica porque todas las Leyes finalizan su texto con el mismo tenor: “Por tanto, Mando a todos los españoles, particulares y autoridades, que guarden y hagan guardar esta Ley”.

Cuando el Código civil dispone que la ignorancia de la Ley no nos libera de tener que cumplirla, lo que pretende es no dejar al capricho del ciudadano la observancia de las normas jurídicas ni tampoco premiar al ignorante.  Pero lo cierto es que para poder cumplir la Ley y respetarla, primero hay que identificarla y comprenderla.

Cumplir la Ley

Todos debemos cumplir la Ley en un Estado de Derecho

El sentido común nos advierte que no parece razonable exigir a los destinatarios de la ley su cumplimiento si éstos la ignoran, por razones ajenas a su voluntad, o sin ignorarla no pueden comprender su propósito con facilidad. La redacción alambicada del texto normativo, su ambigüedad, la presencia de errores gramaticales y sintácticos en la Ley, y la abundancia de arcaísmos, de locuciones latinas y terminología jurídica, cuando están presentes, dificultan la comprensión de los textos legales para los ciudadanos.

La Constitución española dispone que las normas jurídicas deben ser objeto de publicidad antes de entrar en vigor (artículo 9.3) lo que conduce a descartar la ignorancia de la Ley como justificación para que nadie ose a no cumplir la Ley, más aún si hoy, gracias a Internet, se pueden descargar, gratuitamente y desde cualquier ordenador, los textos normativos del Boletín Oficial del Estado y de los Boletines Oficiales de las Comunidades Autónomas. Sin embargo, la maraña legislativa generada como consecuencia de las sucesivas modificaciones de una Ley puede ser de tal magnitud que se haga difícil en la práctica (no solo para el ciudadano medio sino también para un experto jurista) hacer un rastreo de tales modificaciones legislativas a fin de obtener la versión actualizada y vigente de la Ley que se tiene que cumplir. Esta dificultad se agrava cuando los ciudadanos tienen que observar además otras normas jurídicas (como las leyes complementarias o los reglamentos de desarrollo) y conocer el modo como vienen interpretándolas y aplicándolas los tribunales de justicia.

En España, la Ley es la fuente del Derecho por excelencia. Al interpretarla –es decir, al desentrañar el sentido de las palabras que la componen- se exige que se atienda, de modo preferente, a la averiguación de su “espíritu y finalidad” lo que no significa otra cosa que determinar el porqué y el para qué de la Ley (artículo 3.1 del Código civil).

En este video se grafica muy bien la “prevalencia” de la comprensión de la finalidad perseguida por la ley sobre su mera literalidad. El sentido común es el mejor de los sentidos:

 

 

Lógica, simplicidad y precisión del lenguaje jurídico para poder cumplir la Ley

Si el lenguaje en que está redactada la Ley es críptico y oscuro los ciudadanos la aplicarán incorrectamente o simplemente no sabrán cómo aplicarla. Para evitar esta situación probablemente tendrán que asesorarse por un abogado u otro profesional del Derecho a fin de que les traduzcan o desvelen el verdadero significado, sentido y alcance de la Ley.  No parece razonable constreñir a los ciudadanos a que tengan que contratar un profesional del Derecho cada vez que se publique una Ley.  Esto no excluye que los destinatarios de la ley puedan libremente contratar y disfrutar los servicios de un abogado para absolver sus dudas, aclarar los alcances y efectos de la Ley, o conocer cómo aplicarla debidamente.

Cumplir la Ley tributaria

No cumplir la Ley tributaria puede acarrear la comisión de un delito fiscal, común en tiempo de crisis.

El derecho a comprender las comunicaciones verbales o escritas de los profesionales del Derecho y de las instituciones públicas presupone que el tenor de las Leyes (diría yo, especialmente, las que desarrollan derechos fundamentales y libertades básicas) debería poder entenderla, sin mucha dificultad, cualquier ciudadano.  Hay que reconocer que existe un problema de educación legal básica en la población española que tendremos que revertir en el futuro próximo si nos interesa realmente que el Derecho esté al alcance de todos, y conseguir una mayor predisposición de todos a cumplir la Ley.

Resulta imprescindible que el legislador exprese con claridad el propósito de las Leyes que aprueba. El supuesto de hecho y la consecuencia jurídica de la Ley deben expresarse de forma clara, sencilla, precisa y respetando las reglas gramaticales de ortografía y sintaxis. Con esfuerzo es posible lograr una convivencia entre el buen uso del lenguaje y una estética literaria mínima, con el rigor técnico propio del derecho.

Hay ciertos colectivos particularmente sensibles a la Ley: los trabajadores por cuenta ajena, autónomos, emprendedores tecnológicos, empresarios, contribuyentes, consumidores y usuarios, y jubilados. Estos colectivos, como destinatarios de la ley, pueden ver afectados su propia persona, negocio, patrimonio y libertad personales por una aplicación indebida o inaplicación de la Ley.  Se la están jugando.

No es posible escribir bien sin claridad del pensamiento.  Entonces: ¿Cómo cumplir la Ley cabalmente si su versión final se desconoce, debido a la abundancia de modificaciones que ha sufrido, o si su tenor es claramente ininteligible?

______

Casi dos años después de haber escrito este post y al hilo de lo comentado aquí se ha publicado una interesante reflexión que pretende responder a la pregunta siguiente: ¿por qué los abogados no usan un lenguaje más sencillo con los clientes? Aquí la respuesta que nos ofrece Unai Camargo de Tucho Consultoria.

Gracias por leerme y dejar un comentario.

Ricardo.

Fecha de actualización de la entrada: 27.04.2016

Si te ha resultado interesante este artículo, puedes compartirlo por las redes sociales. ¡Gracias por la visita y los comentarios! Quedo a tu disposición. Ponte en contacto conmigo si crees que puedo ayudarte.

Un artículo de Ricardo Oliva León

Creador y director de este portal (@LenguajeJUR). Soy abogado y trabajo en las áreas de Derecho mercantil digital y Derecho procesal digital de mi propia firma @Lexmotive. Doy clases en cursos de postgrado, escribo y hablo sobre las cuestiones jurídicas que plantean internet y las tecnologías emergentes, emprendimiento digital, legaltech, y el lenguaje jurídico. Director y coautor de los libros "La Prueba Electrónica. Validez y eficacia procesal" y "Testamento ¿Digital?". He fundado @JuristasFuturo. Mi cuenta de Twitter es @RicardoOliva_ y mi email es ricardo@lexmotive.com

 


 

Licencia de Creative Commons Artículo bajo licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

 

"NO REPRODUZCAS SIN CITAR LA FUENTE"

Estimado lector: tienes la autorización tanto del titular del sitio web como del autor del artículo para reproducir todo o parte del mismo, siempre que menciones y cites la fuente y que no te importe que Google penalice tu sitio web por duplicar contenido. Para ello, simplemente copia lo siguiente:

Ricardo Oliva León. ¿Por qué debo cumplir la Ley si no la comprendo? [online]. Blog Lenguaje Jurídico. 22/05/2014. http://www.lenguajejuridico.com/por-que-debo-cumplir-la-ley/. Consulta: [indicar la fecha en que has consultado el artículo]

11 Comentarios

  1. jony

    Desde los colegios deberíamos ir progresivamente conociendo la Constitución como primer paso democratico

  2. jony

    El pueblo español aún no conoce la Constitución con vocabulario asequible

    • Así como se editan catecismos para niños con gráficos y dibujos, podría editarse una versión de la Constitución con emojis e infografías.

  3. jorge castedo

    gratamente complacido por todos tus comentarios, expreso mis sinceras felicitaciones.
    Tengo una curiosidad: En mi país Bolivia , la Constitución Política del Estado, reconoce 36 lenguas oficiales, algunas ya en proceso de desaparecer, y con preeminencia el Quechua y el Aimara, al respecto quisiera preguntarte que opinión tienes , sobre mi pensamiento en sentido de que : ¡Deberá el Estado boliviano tener redactadas la constitución y demás leyes en dichas 36 lenguas , a objeto de que un individuo no exprese la ignorancia de la Ley por estar en un idioma que no conoce para alegar su incumplimiento?
    Gracias , por tu atencion

  4. Miguel Ángel Elejalde Santamaría

    Además tenemos que contar con la interpretación distorsionada que hacen en muchos casos las administraciones públicas.

  5. Ramón

    Sin ninguna duda, sin leyes no habría estado de Derecho ni libertad. Los derechos de una persona acaban donde empiezan los derechos de otra. Por lo tanto, la única forma de no matarnos entre nosotros y velar por la supervivencia de la raza humana es a través de las leyes. Y debemos cumplirlas. Sí.

  6. Francisco F Rosales de Salamanca Rodríguez, gracias por el enlace alcanzado de la web del despacho Carnicer y Zamora. Me ha gustado el artículo. La tensión entre ser técnicos, rigurosos y precisos, por un lado, y ser claros, accesibles y empáticos, por otro, se relaja si tenemos en cuenta a quien nos dirigimos. Entre juristas nos podemos entender usando nuestro argot: el jurídico. Sin embargo, cuando nos dirigimos a un lego en Derecho (los ciudadanos de pie, por ejemplo) creo que tendríamos que esforzarnos en hacernos entender y en comprenderles. Un abrazo. Ricardo

  7. Por fin un sitio de Derecho donde se habla claro al ciudadano. A ver si se consigue que el texto de las leyes sea más natural y legible por todos, porque hay veces que no sabes si está escrito en castellano o en marciano.

  8. Natalia

    Ricardo, te doy toda la razón. No hay quien entienda las leyes. Así, ¿cómo vamos a cumplirlas? La gente necesitamos que nos hablen claro. Enhorabuena por este blog y gracias por hacernos más fácil entender el complicado mundo del Derecho.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Tecnología en bases de datos jurídicas - Algoritmo Legal - […] Te recomendamos leer: ¿Por qué debo cumplir la Ley si no la comprendo? […]
  2. Bases de datos de legislación y jurisprudencia en España - JURISTAS CON FUTURO - […] Te recomendamos leer: ¿Por qué debo cumplir la Ley si no la comprendo? […]
  3. Entrevista a Adriana Bueno, Gerente Legal de Yanbal Colombia - EULAT Law Institute - […] Retos: – Contar con una herramienta y un proceso continuo de actualización normativa. – Generar conciencia y lograr el…
  4. Oposiciones en la Unión Europea: una gran oportunidad - Juristas con Futuro - […] Nos referimos a las oposiciones para la Unión Europea orientadas a titulados en Derecho. Una oportunidad laboral que te…
  5. Llamada de ley - […] que el desconocimiento de la ley no te exime de su cumplimiento, pero qué hay cuando tus derechos están…
  6. ¿Que es un contrato y para que sirve? - Lenguaje Jurídico - […] libertad contractual no puede ser contraria ni a las normas legales de carácter imperativo, ni a las convicciones de…
  7. ¿Que es un contrato y para que sirve? - Lenguaje Jurídico - […] libertad contractual no puede ser contraria ni a las normas legales de carácter imperativo, ni a las convicciones de…

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Translate »