Hacia un Derecho de la Unión Europea claro, simple y barato

30/06/2014 por

Hacia un Derecho de la Unión Europea claro, simple y barato

La adhesión de España a la Unión Europea (en adelante UE) el año 1986 trajo consigo el aumento del número de normas jurídicas que tenemos que conocer y debemos cumplir.  La reunificación europea, plasmada y consolidada en la UE, ha creado un cuerpo de mandatos y normas jurídicas cuya vigencia resulta inmediata en los Estados miembros, España incluida, incluso con primacía sobre el propio ordenamiento jurídico interno de cada país.

 

 

 

 

Distribución de competencias legislativas entre la UE y los Estados miembros

En el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE) se clarifica el reparto de competencias legislativas entre la UE y sus Estados miembros (28 en total, actualmente) de acuerdo a las siguientes categorías:

  • Competencias exclusivas de la UE (sobre estas materias únicamente la UE puede legislar y adoptar actos jurídicamente vinculantes, aunque los Estados miembros podrán hacerlo si son facultados por ella, o cuando apliquen el Derecho de la Unión Europea) se incluye la unión aduanera; el establecimiento de las normas sobre competencia necesarias para el funcionamiento del mercado interior; la política monetaria de los Estados miembros cuya moneda es el euro; la conservación de recursos biológicos marinos dentro de la política pesquera común; la política comercial común; y la celebración de acuerdos comerciales en el marco de estas competencias.
  • Competencias compartidas entre la UE y los Estados miembros (tanto la UE como los Estados miembros pueden legislar y adoptar actos vinculantes sobre estas materias, aunque los Estados miembros sólo podrán ejercer su competencia en la medida que la UE no haya ejercido la suya) se incluye aquí el mercado interior; la política social en los aspectos definidos en el TFUE; la cohesión económica, social y territorial; la agricultura y la pesca; el medio ambiente; la protección de los consumidores; el transporte; las redes transeuropeas, la energía; el espacio de libertad, seguridad y justicia; y los asuntos comunes sobre la salud pública en los aspectos definidos en el TFUE; además la investigación, el desarrollo tecnológico y el espacio; y la cooperación al desarrollo y la ayuda humanitaria (en estos últimos casos las políticas y acciones de la UE no impedirán a los Estados miembros ejercer las suyas).
  • Competencias de apoyo (la UE puede realizar ciertas acciones con el fin de apoyar, coordinar o complementar la acción de los Estados miembros) tales como la protección y mejora de la salud humana; la industria; la cultura; el turismo; la educación, la formación profesional; la juventud y el deporte; la protección civil; y la cooperación administrativa.
  • Competencias especiales (se trata de asuntos que no encajan en ninguna de las categorías anteriores y que se rigen por disposiciones específicas) tales como la coordinación de las políticas económica, social, y de empleo, de política exterior y de seguridad común.

Para poder ejercer las competencias mencionadas la UE, a través de sus instituciones (principalmente, el Parlamento Europeo, el Consejo de la UE y la Comisión Europea), aprueba los reglamentos, las directivas, las decisiones, las recomendaciones y los dictámenes. Estos instrumentos normativos, junto con los Tratados constitutivos de la UE y los que regulan su funcionamiento, dan origen a la legislación de la UE la que, con la jurisprudencia de la UE (que se compone de las sentencias del Tribunal de Justicia de la Unión Europea cuya función es interpretar dicha legislación), conforman lo que se conoce como Derecho de la Unión Europea.

El cuerpo de mandatos y normas jurídicas que componen la legislación de la UE es abundante y aumenta de modo permanente. El actual presidente de la Comisión Europea, D. José Manuel Durão Barroso, ha señalado que un Derecho de la Unión Europea claro, sencillo y barato facilita la vida a los ciudadanos y las empresas, y resulta importante para lograr crecimiento económico y mejorar el empleo en EuropaPara decirlo en otras palabras, el Estado de Derecho y la competitividad en Europa se verán fortalecidos gracias a una mayor claridad del lenguaje jurídico.

Jose Manuel Durao Barroso y el Derecho en la Unión Europea

La Comisión Europea, presidida por D. José Manuel Durão Barroso, lidera un programa de regulación normativa y derecho europeo inteligente (el REFIT)

 

Simplificación y reducción de la legislación actual de la Unión Europea

En alineación con lo expresado por Durão Barroso la UE ha puesto en marcha el programa de desregulación normativa o de derecho inteligente (REFIT – Regulatory Fitness and Performance) en 2013.  La Comisión Europea a través de este programa pretende simplificar la legislación de la UE, es decir, conseguir que no se regule más allá de lo estrictamente necesario para alcanzar los objetivos políticos establecidos, y evitar superposición de regulaciones legislativas. Para ello, viene revisando actualmente el completo “stock” de la legislación de la UE con la finalidad de identificar cargas innecesarias, inconsistencias y medidas inefectivas para luego proponer acciones correctoras.

Desde el año 2005, la Comisión Europea ha aprobado aproximadamente 660 iniciativas que apuntan a la simplificación, codificación y refundición de la legislación europea. Hasta octubre de 2013 más de 5.590 instrumentos normativos de la UE habían sido derogados.

El 18 de junio de 2014 la Comisión Europea ha adoptado una Comunicación a través de la cual informa sobre los avances registrados con la implementación del REFIT, presenta un número de iniciativas concretas de simplificación legislativa del Derecho de la Unión Europea y de reducción de cargas administrativas, así como propuestas de derogación de una parte de dicha legislación, y retiro de varias proyectos legislativos pendientes de aprobación.

Resumidamente, las materias afectadas con la implementación del REFIT por parte de la Comisión Europea, el Consejo y el Parlamento Europeo, y los Estados son las siguientes:

  • Medidas adoptadas sobre:
    • Facturación electrónica del impuesto sobre el valor añadido
    • Legislación sobre sustancias químicas
    • Legislación relativa al reconocimiento de las cualificaciones profesionales
    • Contratación pública
    • Tacógrafo digital
    • Mercado de Valores
    • Propiedad intelectual y patentes
    • Transporte por carreteras
  • Acciones en marcha o medidas pendientes de terminar de ejecutar sobre:
    • Declaración de IVA normalizada/única para toda la UE
    • Simplificación y aceleración de la solución de los litigios de reducida cuantía
    • Salud y seguridad en el trabajo
    • Residuos de equipos eléctricos y electrónicos
    • Legislación alimentaria general
    • Simplificación de la legislación sobre los documentos de identidad y de viaje.

 

 

¿Qué lecciones vamos aprendiendo?

Lo que se decide en Bruselas, Estrasburgo y Luxemburgo afecta a todos los ciudadanos europeos y, especialmente, a las empresas, los emprendedores, consumidores y trabajadores.  Los  negocios en Europa, para que prosperen, necesitan que la UE asegure un entorno de igualdad de condiciones para sus actores y competitividad. La reducción y clarificación de la legislación de la UE favorecerá a las pequeñas y medianas empresas, a los interlocutores sociales (sindicatos y organizaciones de empresarios) y a la ciudadanía en general.

Los procesos de integración y la globalización complican el Derecho a la par que exigen están mejor informados de la nueva legislación que nos afecta. El REFIT, como programa de normativa inteligente que afecta el Derecho de la Unión Europea, es loable y está claro que para su éxito requiere además la participación de juristas globales que colaboren en esa tarea de desenredar, clarificar y poner el Derecho al alcance de todos.

Gracias por leerme y dejar un comentario.

Ricardo.

Un artículo de Ricardo Oliva León

Director de Lenguaje Jurídico (@LenguajeJUR). Abogado especializado en Derecho mercantil y Derecho digital. Promotor de la utilización del lenguaje jurídico claro, legal design y plain language en los escritos y comunicaciones de carácter legal. Fundador y director de Algoritmo Legal, boutique especializada en el asesoramiento jurídico de la innovación, las tecnologías disruptivas, internet y la reputación digital. Imparte clases en cursos de postgrado y escribe sobre las cuestiones jurídicas que plantean internet, la protección de los activos intangibles, las tecnologías disruptivas, el emprendimiento digital y legaltech. Su cuenta de Twitter es @AlgoritmoLegal y su email es ricardo@algoritmolegal.com

 


 

Licencia de Creative Commons Artículo bajo licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

 

"NO REPRODUZCAS SIN CITAR LA FUENTE"

Estimado lector: tienes la autorización tanto del titular del sitio web como del autor del artículo para reproducir todo o parte del mismo, siempre que menciones y cites la fuente y que no te importe que Google penalice tu sitio web por duplicar contenido. Para ello, simplemente copia lo siguiente:

Ricardo Oliva León. Hacia un Derecho de la Unión Europea claro, simple y barato [online]. Blog Lenguaje Jurídico. 30/06/2014. http://www.lenguajejuridico.com/hacia-un-derecho-de-la-union-europea-claro-simple-y-barato/. Consulta: [indicar la fecha en que has consultado el artículo]

2 Comentarios

  1. Manuel

    Excepcional artículo. Muy interesante.

  2. Maria Pilar

    Interesante artículo. Me ha aclarado ciertas dudas que me habían surgido recientemente. Gracias.

Trackbacks/Pingbacks

  1. El acceso a la Carrera Judicial: aspectos básicos - Juristas con Futuro - […] En la entrada previa nos hemos referido a una alternativa profesional interesante para los licenciados y graduados en Derecho:…

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Translate »